En Latinoamérica hay diversas apreciaciones sobre las oportunidades de negocio de los países. Para el 2008 el 67% de la población Mexicana pensaba que en país había oportunidades para iniciar una nueva empresa. Bolivia fue el segundo país de la región con un 46%, seguido por Ecuador (42%), Perú (40%) y Chile (38%). Quienes menos vieron oportunidades fueron los argentinos y los uruguayos con un 23%. Esta es una medida de percepción, pero ¿cómo se identifican estas oportunidades?

Un grupo significativo de empresarios sostiene que el “olfato” para los negocios es fundamental para alcanzar el éxito. Este “olfato” se refiere a la capacidad de ver negocios donde nadie antes los ha visto.

Ningún ejemplo es tan ilustrativo (y literal) como el de Carlos Ardila Lülle –empresario colombiano líder de un importante grupo económico–. Cuando tenía 23 años (en 1954) llegó Cali para crear una planta de Gaseosas Lux, empresa en la que llevaba trabajando tres años como administrador.

En aquel momento él era quien hacía prácticamente todo en la empresa y ni siquiera contaba con una secretaria. Un día de febrero conoció al belga Jean Martin Leloux, quien le dio a oler un pequeño frasco con esencia de manzana. Esto lo llevó a pensar en diseñar una gaseosa con ese sabor (que no existía en el mundo). Él mismo supervisó su desarrollo y fue tal el éxito que en tres meses ya tenía el 70% del mercado de las gaseosas en Cali (Lara y Ortiz, 1997). Ese fue el principio de una carrera de éxitos que lo llevaron a ser uno de los empresarios más importantes del siglo XX en Colombia.

identificar-oportunidades-de-negocios

Este caso muestra que los nuevos emprendimientos parten de la identificación de ideas de negocio (y algunas de ellas llegan por suerte). Sin embargo, existen sesgos de percepción que influyen en el proceso de identificación de oportunidades de negocio.

Para identificar un verdadero negocio hay que ir más allá del “olfato” (sin demeritarlo) y considerar las variables que determinan el éxito. Por ello esbozamos un esquema de análisis en donde se evalúan tres espacios y metodologías que permitirán detectar oportunidades de negocio reales: análisis de industrias existentes, sectores inexplorados actualmente y tendencias del mercado.

Lista que debes tener en cuenta para identificar una idea de negocio o bien para ponerla en practica

1. Invierte en productos que ya existan y busca calidad y precios

2. Pon mucha atención a las opiniones de los clientes y sus descubrimientos.

3. Pon mucha Atención a las experiencias negativas del cliente eso es vital en los negocios nuevos

4. Estudiar el marketing de un producto cuando podría valer más de lo que cuesta hoy

5. Busca producto que veas que tienen potencial para vender y estan escondidos en una zona muy local.

6. Revisa si el producto o servicio funciona en otros países

7. Investiga en nuevos productos o servicios:

8. Buscar nuevos mercados para nuevas tecnologías de hoy en día

9. Invertir en productos o servicios que tengan poca parecencia en el mercado o negocios de mercadeo

10. Investigar en el mercado de nuevos lanzamiento y usos de productos o servicios.

Identificar oportunidades donde la competencia es irrelevante

El planteamiento anterior permite aproximarse a una industria e identificar espacios latentes dentro de un sector específico. Esta apreciación, no obstante, parte del principio de que las industrias ya se encuentran definidas y sus barreras aceptadas. Bajo esta perspectiva, gran parte de la preocupación está en la búsqueda de alternativas para “quitarle” a los rivales un pedazo de la demanda.

Sin embargo, creemos que muchos de los emprendimientos exitosos parten de innovaciones donde se redefinen las condiciones de una industria. Nintendo Wii, por ejemplo, es una consola de videojuegos que rompió paradigmas al ser diseñada para que cualquier persona pudiera usarla. Hasta 2006 el mercado estaba dominado por PlayStation de Sony y Xbox de Microsoft, consolas que se caracterizan por gráficas superiores y juegos sofisticados que atendían a un mercado de jóvenes. Este segmento −que representaba la mayor parte de las ventas− ya estaba saturado y en Estados Unidos había muy poco espacio de crecimiento en la industria: lo que ganaba Xbox lo perdía PlayStation.

Esto condujo a la reducción de márgenes de utilidad y a una alta rivalidad. Nintendo, por su parte, optó por una estrategia diferente: no fue tras los clientes existentes; en cambio, creó un concepto donde la competencia fuera irrelevante.

Wii revolucionó a la industria al buscar otros segmentos del mercado: los que no juegan videojuegos. De esta forma diseñaron controles con sensor de movimiento y videojuegos interactivos para que la abuela, el papá, los sobrinos y la mamá jugaran. Ellos −que antes no tenían una consola− ahora se convirtieron en consumidores de videojuegos. Fue tal el éxito del concepto que en 2008 el Nintendo Wii había vendido 13,4 millones de consolas en Estados Unidos, casi dos millones más que el Xbox 360 y el doble que PlayStation 3 (Brightman, 2008).

Como se observa en el ejemplo anterior, es posible crear nuevos negocios en mercados e industrias. Al diseñar un producto innovador, Nintendo volvió al liderazgo sin necesidad de una lucha “hombro a hombro” con la competencia. Este tipo de estrategias ha tomado fuerza a partir de los planteamientos de los profesores W. Chan Kim y Reneé Mauborgne (2005). En su libro “La estrategia del océano azul” sostienen que la única forma de vencer a la competencia es dejando de “intentarlo”.

Según ese planteamiento en los negocios y búsqueda de oportunidades , existen dos océanos: los rojos y los azules. Los primeros representan la industria actual (conocida) y se caracterizan por estar abarrotados de competidores.

Esta situación ha hecho que en estos océanos las perspectivas de crecimiento sean limitadas y las ganancias reducidas. Además, los productos tienden a parecerse mucho y los precios también. Por el contrario, los océanos azules son aquellos espacios desconocidos y por explorar. Allí, según Chan y Mauborgne, se encuentran enormes oportunidades para crecer y “desarrollar” una nueva industria. Pero, ¿cómo hacerlo? Intentaremos aproximarnos a estas preguntas.

Los negocios siempre están allí solo es cuestión de buscarlos innovar y aprender nuevas formas de estrategias de aprender hacer un negocio exitoso en estos tiempos, como expuse en el ejemplo de la consola Wii Nintendo claro que se puede crear un negocio solo basta la idea y ponerla en practica y seguir tus sueños.

Comentanos tu opinión personal y que negocios te gustaría hacer en estos días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *