Negocios rentables: Comida china

A pesar de la crisis, hay negocios que todavía son rentables, por lo que podemos sacarle todo el partido si sabemos llevarlo a cabo, ya sea por la localización del negocio como por la forma de llevarlo y es que al tratarse de un trabajo de cara al público siempre entraña una serie de dificultades.

En los últimos años, la comida china ha sufrido un auge debido al gusto por salir un poco de la comida tradicional, es por eso por lo que hemos podido ver como a lo largo y ancho de la geografía, se han multiplicado este tipo de negocios, la razón es bien sencilla, nos gusta comer aquello a lo que no estamos acostumbrados y si a eso le sumamos la calidad de los productos y la variedad de platos que existen, obtenemos la fórmula mágica de un negocio rentable.

¿Qué se necesita para abrir un negocio así?

Una vez que tenemos la idea, que quizás es el paso más importante que vayamos a dar, nos hará falta un análisis de nuestros puntos fuertes y débiles (lo que en economía se conoce como una matriz DAFO). Además de eso necesitaremos:

  • Local en el que asentar nuestro negocio (a ser posible bien ubicado).

  • Plan de negocios.

  • Dinero para hacer frente a la inversión inicial.

  • Las pertinentes licencias (correspondientes a un local público de servicio de comida).

  • Empleados.

  • Materias primas (comida y bebidas que serviremos).

A todo esto hay que sumarle las ganas y motivación que tengamos por llevar a cabo nuestro proyecto.

Comida china

Ventajas de tener un negocio de comida china:

Cuando vaya a poner en práctica todo lo anterior y vayas a iniciar tu negocio, es posible que te preguntes cuales son las ventajas de este tipo de negocios y si a la larga es posible mantener esa estructura y modo de trabajo, no te preocupes porque te enumeramos todas las ventajas que encontrarás.

  • Auge de la gastronomía oriental: Como hemos comentado anteriormente, en los últimos años ha aumentado el consumo de productos gastronómicos que provienen del mercado oriental, tales como el arroz o vegetales y es que esto se debe principalmente a lo económico que pueden llegar a ser estos platos.

  • Si eres emprendedor, este es tu negocio: A razón de lo comentado en el punto anterior, bien es cierto que podemos diferenciarnos con nuestros competidores a raíz del precio de nuestros platos ya que siendo más económicos que el resto aumentaremos nuestras ganancias.

  • Siempre vas a tener clientes: La importancia de este punto es que al tener siempre clientes, podemos aprovecharnos de ello, por ejemplo diferenciándonos en los menús, en lo que podemos dar diversos descuentos como por ejemplo ofrecer un segundo plato de comida a un precio más reducido, esto se suele hacer para ganar clientes potenciales ya que el boca a boca un aspecto que tenemos que tener de nuestra parte, de forma que quienes vayan a nuestro restaurante lo promocionen bien.

  • Dentro de los restaurantes de comida rápida, este tipo de negocios está visto más saludable y es por eso por lo que los clientes lo prefieren.

  • Podemos orientar nuestro negocio a un restaurante o bien un buffet libre que también tienen una gran demanda.

¿Qué desventajas podemos encontrar?:

Cierto es que las ventajas suelen abundar con respecto a las desventajas, al menos en este tipo de negocios, pero hay ciertos aspectos que tendríamos que tener en cuenta.

  • Si nos decantamos por un buffet libre, hay que destacar que a ciertas personas puede resultarle molesto el tener que estar sirviéndose ellos la comida a lo que tenemos que unirle en determinadas franjas horarias las colas que puedan formarse.

  • Ya hemos mencionado el tema de la ubicación y es que si estamos en un lugar en el que apenas hay tránsito de personas, es muy difícil que nuestro negocio avance.

¿Qué ganancias podríamos tener?:

Para determinar que ganancias podríamos tener a lo largo de cada mes, hay que estimar cuales serían nuestros costes totales, basándonos por una parte en los costes variables (coste de materias primas) y los costes fijos (sueldos, alquiler del negocio, luz, agua…). Una vez que sepamos nuestros costes, todo aquello que lo supere serán beneficios.

Si por ejemplo tenemos unos costes totales de unos 1.500€ al mes y si por término medio cada persona que viene a nuestro restaurante se gasta unos 9€, al mes tendría que venir unas 167 personas (1.500/9) para cubrir gastos, cualquier persona que venga de más serían beneficios.

En conclusión:

Este tipo de negocios sigue dando resultados, por lo que es conveniente estudiar el mercado antes de introducirlos, pero lo que es seguro que es llevándolo a cabo además de estar dando un servicio cada vez más cotizado, podremos conseguir beneficios.

Todo depende de nuestro carácter emprendedor y de las ganas que echemos al proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *